La Diplomática - La crisis política y el caos en Brasil


LA CRISIS POLÍTICA Y EL CAOS EN BRASIL
Fecha de transmisión original: 18/03/2016

La Diplomática - Sección del noticiero "Primera Línea con Vaitiare Mateos"
(11:00 Hrs a 13:00 Hrs por AzNoticias, de TV Azteca)


CON LOS ACONTECIMIENTOS DE LAS ÚLTIMOS SEMANAS, PARECERÍA QUE BRASIL SE ENCUENTRA EN UNA ESPIRAL DE CAOS. ¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO? 
Pues de hecho sí… Brasil está pasando por uno de sus peores momentos en décadas; y a la pobre presidenta Dilma Rousseff le está tocando lo peor de todos los mundos. El problema en Brasil se divide en dos partes: la controversia política y la controversia económica. Para no hacernos bolas, vamos por partes.

Empecemos con la polémica política: Desde hace dos años y medio, el sistema Judicial de Brasil ha estado investigando una red de corrupción que implica a muchos miembros del gobierno federal y la clase empresarial brasileña. En el centro de toda la corrupción se encuentra Petrobras, la empresa petrolera de Brasil. Hasta ahora, más de 480 personas han sido arrestadas, algunos recibiendo más de 20 años en prisión.

De acuerdo con la justicia brasileña, altos miembros del gobierno tomaron recursos de Petrobras para dar sobornos, tapar agujeros en el presupuesto federal cuando faltaba dinero, e incluso para apoyar campañas políticas como la reelección de Dilma en el 2014.

Dilma ha negado que ella tenga algo que ver con todo esto, pero al congreso brasileño le ha importado un carajo, y busca destituirla de la presidencia (un proceso conocido como impeachment) y meterla en prisión.

Y si no fuera suficiente drama… las cosas se ponen todavía más enredadas.

Pues para sorpresa de todos, ahora se involucra en este caso de corrupción al mismísimo expresidente Luiz Inácio “Lula” da Silva; quien fue predecsor de Dilma; gran aliado de ella, y el presidente más popular en la historia reciente, considerado un héroe del pueblo.

A Lula se le acusa de corrupción y tráfico de influencias, ya que supuestamente en su periodo presidencial, facilitó contratos a varias empresas, por lo que recibió a cambio un departamento de lujo en la playa.

Y sigue la telenovela: Lula ha negado que el departamento sea suyo, pero a principios de mes fue arrestado un par de horas y su departamento fue cateado.

Por si no fuera poco… Dilma buscó nombrar a Lula como Jefe de Ministros, por lo que hubiera recibido la protección del fuero, pudiendo ser juzgado únicamente por la Suprema Corte de Brasil. Pero como novela de suspenso; esta designación fue bloqueada por un juez, y está por verse si se mantiene o no su toma de posesión.

Dilma dice que necesita a Lula para sortear la crisis. Pero las personas en Brasil no se dejaron engañar, y en una muestra del descontendo contra Dilma; cientos de miles (algunos dicen que millones) de brasileños salieron a la calle el domingo pasado para exigir la renuncia de Dilma Rousseff. Hasta ahora, la señora se ha negado a dimitir.

PERO TAMBIÉN HAY CRISIS ECONÓMICA… ¿POR QUÉ SI BRASIL IBA TAN BIEN AHORA SE ENCUENTRA EN UNA PROFUNDA RECESIÓN?
Ah claro… como si las cosas no pudieran ser peores, hay que agregar que Brasil también ha entrado en una profunda recesión económica.

Hasta hace algunos años, Brasil se pavoneaba por los escenarios internacionales presumiendo su enorme pogreso en eliminar la pobreza (más de 60 millones menos pobres) y por tener un crecimiento imparable a pesar de la crisis mundial del 2008. Pero ahora… todo esto se ha venido abajo.

Brasil suele culpar a China de sus problemas, lo cual es algo acertado. Porque durante años Brasil cometió el error de basar gran parte de su economía en la exportación de materias primas a China. Mientras China siguiera creciendo, todo iba a estar bien.

Pero ahora la economía de China está en desaceleración, y ya no necesita comprar tantas materias primas de países como Brasil. Esto ha hecho que exportaciones como el petróleo y otros metales pierdan gran parte de su valor en el mercado: lo que termina por causar un desastre en las finanzas del  gobierno.

Pero la mayoría de la gente culpa a las políticas impulsadas por la presidenta Dilma Rousseff.  Muchos de los críticos acusan a su gobierno de expandir la red de empresas y de bancos estatales, de controlar precios y manejar la economía de manera terrible y para beneficio propio. Como mencionamos, incluso se acusa a Dilma de tomar dinero de los bancos estatales y de PetroBras para tapar algunos baches en su gasto público.

A todo esto hay que sumarle el despilfarro y corrupción que incurrió Brasil para realizar el mundial del 2014, donde el gobierno hizo enormes gastos en infraestructura deportiva.

¿CÓMO NOS AFECTA TODO ESTO A NOSOTROS EN MÉXICO?
La realidad es que una crisis en Brasil puede beneficiar a México. Nuestro comercio bilateral no es tan importante, y de hecho, durante los últimos 15 años nos hemos peleado contra ellos por ser el mercado más importante de América Latina.

Hasta ahora… Brasil nos estaba ganando, precisamente por la bonanza que tuvo entre el 2003 al 2011. Ahora con la crisis actual, los inversionistas nos voltean a ver nuevamente.

Pero no nos engañemos… Porque aunque México quiera ser el campeón en América Latina, la realidad es que una crisis de estas magnitudes no es cosa de risa… está afectando la vida de millones de brasileños; y eso a nadie debe de enorgullecerle.

No comments:

Post a Comment