La Diplomática - Donald Trump, las Remesas y el Futuro Electoral de Estados Unidos

DONALD TRUMP, LAS REMESAS Y EL FUTURO ELECTORAL DE ESTADOS UNIDOS

Fecha de transmisión original: 01/11/2016

La Diplomática - Sección del noticiero "Primera Línea" con Vaitiare Mateos.
(11:00 Hrs a 13:00 Hrs por AzNoticias; TV Azteca)


DURANTE LA SEMANA, DONALD TRUMP DEJÓ DE LADO SU ODIO HACIA LOS MUSULMANES PARA VOLVER A CRITICAR A LOS MEXICANOS. DICE QUE SI MÉXICO NO PAGA POR EL MURO, NO PERMITIRÁ QUE LOS MIGRANTES ENVÍEN REMESAS DE VUELTA A MÉXICO. ¿QUÉ TAN PLAUSIBLE ES ESTO?
Desde el inicio de su campaña, Donald Trump ha tomado el tema del Muro Fronterizo y lo ha convertido en el centro de su plataforma. Él dice que México deberá pagar por el muro, el cuál costará entre 5 mil y 10 mil millones de dólares. Obviamente la idea es ridícula a todas luces.

Sin embargo, en esta semana Trump dio detalles de cómo logrará que México decida pagar (voluntariamente) por su muro: Pretende congelar todos los envíos de remesas hacia México.

Ahora bien, hay que considerar que anualmente los migrantes envían casi 25 mil millones de dólares en remesas, lo que equivale al 2% de la economía total de México. La gran mayoría de estos envíos (24 mil millones de dólares) se realizan como transferencias electrónicas de dinero. Y es de aquí donde Donald Trump planea intervenir.

Trump dice que va a modificar la Patriot Act, una ley sumamente extensa que da poderes extraordinarios al presidente de Estados Unidos para combatir cualquier emergencia nacional o amenaza a la seguridad. Esta ley se ha utilizado para iniciar guerras, bombardear países con drones, y espiar a los estadounidenses.

Trump dice que como los migrantes irregulares representan una crisis nacional (según él), podrá entonces montarse sobre la Patriot Act para detener el flujo de dinero hacia el exterior.

¿Qué si esto es plausible? No lo creo… es complicado por muchos aspectos legales y éticos. Aparte de los problemas logísticos de seguir todas las cuentas de Western Union. Eso sí… lo que estamos ignorando es que si Trump es el monstruo de Frankenstein, siempre tendremos que cuidarnos igual del creador de este monstruo, el Dr. Frankenstein, o el Congreso.


MENCIONAS AL CONGRESO, Y ESTO NOS LLEVA A OTRA PARTE DE LAS ELECCIONES A LAS QUE MUY POCAS PERSONAS LE ESTÁN PONIENDO ATENCIÓN. PORQUE TODOS LOS ASIENTOS DEL CONGRESO ESTÁN TAMBIÉN EN DISPUTA EN LAS ELECCIONES DE NOVIEMBRE. ¿POR QUÉ DEBERÍA DE INTERESARNOS ESTO?
Es indudable que todo mundo está concentrado con las elecciones presidenciales, como si un presidente fuera todo lo que importara, o como si el ganador de estas elecciones pudiera comportarse como un monarca o un tirano. Pero en Estados Unidos –al igual que México- el presidente debe pasar CASI todas sus propuestas y reformas a través del Congreso: Es aquí donde se toman las decisiones de política; y es también donde un presidente puede encontrarse con una pared impenetrable.

Y algo de lo que nadie habla es que en noviembre TODOS los asientos del Congreso serán elegidos, así como 34 (de 100) asientos en el Senado. ¡Esto es importantísimo! Porque con los ánimos que se viven actualmente, 

Pongamos el caso de Barack Obama: en el 2008, Obama ganó una abrumadora victoria en las elecciones; y el partido Demócrata también, controlando el Senado y el Congreso. Fue aquí donde se aprobó el Affordable Care Act (Ley de Salud “Obamacare”). Pero apenas dos años después, los Republicanos retomaron el control del Congreso en las elecciones intermedias. 

¿Qué fue lo que paso? Pues que comenzaron a bloquear absolutamente todo y a hacerle la vida de cuadros: NO a la reforma migratoria, colapsaron el gobierno varias veces por no elevar la deuda y pasar presupuestos. Con tal de decirte que para el 2014, le habían bloqueado a Obama más de 500 propuestas de leyes.

Aquí en México pasó algo parecido. Cuando ganó la oposición en el año 2000 –y durante los siguientes 12 años- todos creían que México iba a cambiar radicalmente. Pero el partido tricolor, en ese momento en la oposición, se rehusó a pasar todas las reformas urgentes que requería nuestro país: Reforma Energética, Laboral, Educativa y Hacendaria.

Como pasa en una democracia representativa: el presidente tiene cierto poder, pero el Congreso es quien decide, y le puede hacer la vida imposible y llevar a un gobierno a naufragar entre las rocas.

PARA TODO ESTO… ¿CÓMO VAN LOS CANDIDATOS? ¿SE HAN MOVIDO LAS LÍNEAS DE BATALLA EN ESTAS ÚLTIMAS SEMANAS?
¡La cosa se está poniendo crítica! En el lado Republicano, Donald Trump sufrió una de sus peores derrotas en la campaña en el estado de Wisconsin (el martes pasado); siendo derrotado por Ted Cruz por más de 13 puntos porcentuales.

Esta victoria de Cruz parece indicar que la estrategia del Partido Republicano para detener a Trump puede estar comenzando a generar éxito. Desde hace unas semanas, el liderazgo del Partido Republicano ha estado cabildeando con gobernadores, senadores, congresistas, ex candidatos y quien quiera escuchar para buscar detener a Trump a como dé lugar. 

El problema es que tanto es el desprecio por Trump que el nuevo “candidato de unidad” ¡es Ted Cruz! Uno de los pelados más extremista, igualmente racista y xenofóbico, con una plataforma libertaria que busca desmantelar al gobierno federal. Así que el remedio saldrá casi igual que la enfermedad.

Del lado Demócrata, está sucediendo lo que nadie esperaba. Bernie Sanders está arrasando en las elecciones, ganando las últimas seis. Esto no significa que Hillary esté perdida… Lo que salva a Clinton es el número de Súper-Delegados, que le dan mucha ventaja sobre Sanders. Pero en delegados comunes, sólo aventaja a Sanders por poco más de 200 delegados.

El próximo martes tenemos una elección MUY interesante en Nueva York: Trump es residente de ahí; y Hillary fue Senadora por ocho años. Habrá que ver si eso es suficiente para dejar atrás a sus competidores, o si estamos frente al colapso de los “súper-líderes” de ambos partidos.

¡Aguas, Vaitiare!

No comments:

Post a Comment